UN ABISMO QUE LLORA SU PERDIDA DE AGUA

Por:

Andrés Felipe Guávita

Ahora los suicidas no se pueden perder en el agua del salto
Salgamos a hacer reportaje, fue la frase que el profesor de géneros nos menciono ocho días antes, con la sorpresa que el lugar escogido para él era el salto del Tequendama.
Ese sábado 18 septiembre salimos en conjunto con los compañeros de la universidad y el maestro con el fin de realizar una visita a uno de los lugares más concurridos por los suicidas que buscan la solución a los problemas con la caída de más de 100 metros.
9 de la mañana en ese momento comenzó nuestra travesía saliendo de la Fundación Universitaria los Libertadores con destino al Salto del Tequendama. Durante el recorrido se realizaron diversas actividades dentro del bus en que nos movilizábamos, actividades de integración entre los compañeros que aun no se distinguían muy bien y comentando sobre lo que íbamos a encontrar en el aquel lugar mencionado por nuestro docente para realizar la labor de reportaría.
Al salir de Bogotá un olor a callo fue tomando fuerza a medida que continuábamos nuestro recorrido, era un aroma que nos estaba dando la bienvenida a lo que hoy es conocido como el Salto del Tequendama.
La mañana seguia transcurriendo y nosotros a un continuabamos con la insertidumbre, el interrogante de saber si ibamos a encontrar aquel salto que en alguno años atras habiamos visitado con nuestras familias y del cual se tenia el recuerdo de aquella cascada que caia y que hacia que nos olvidaramos de aquel mal olor para disfrutar de un bello paisaje.
Poco a poco fuimos observando la naturaleza y los animales que la acompañaban dandole un aire de tranquilidad, el salir de la rutina para envolvernos en una aventura llena de montañas y misterio, como aquel que guardaba esa casa rosa que estaba ubicada en la via donde se encuentra el
Salto del Tequendama.
El reloj marcaba las 10:30 de la mañana y habiamos llegado a nuestro destino, donde recibio aquella casa color rosa y un poco deteriora que hasta el momento pensabamos que estaba abandonada, hasta que un hombre que ya conoce el sector nos menciono que esa casa fue en algun tiempo un hotel de propiedad de unos extrajenros y que hoy no es mas que una casa habitada por un hombre y su familia y que se encuentra a la espera que el departamento de Cundinamarca la compre para construir un restaurante en ese punto de parada.
Depues de desenvolver el misterio de la casa, nos dirijimos hacia lo que nos interesaba a observar la majestuosidad del Salto del Tequendama con la sorpresa de que nos encontramos con un chorro de agua que se observa a lo lejos y que parese el llanto de las piedras por su escasa cantidad de agua, al seguir con nuestra labor peridistica el mismo sujeto que nos saco de la duda de aquella casa rosada se acerca y nos dice que nos cuenta lo del salto pero que teniamos que pagarle por una fotografia.
El grupo de animo y de un momento a otro cancelo el dinero a este personaje, el cual nos narro que de aquel salto que antes se observa con la familia y que brillaba por su cantidad de agua ya casi no queda nada, debido aque el agua la esta utilizando una empresa para crear energia y que dez vez en cuando dejan pasar algo de agua, estuvimos de suerte ya que de un momento a otro comenzo a brotar mas agua, pero con la sorpresa de que el color de esa agua era muy oscuro, era agua muy contaminada peor a lo que se acostumbra aver en el salto.
Ya nuestra escurción estaba por finalizar cuando de un momento encontramos unas lapidas y unas leyendas las cuales mencionaban que todos los problemas tienen solución asi que preguntamos por los suicidas, sobre aquellas personas que van a lanzarse del salto a matarse para ponerle fin a sus problemas amorosos, economicos, familiares, etc.

Era solo cuestion de mirar y observar que ya los suicidas no se podian perder en el agua del salto en plena caida y que tal vez solo se lanzaban pensando en su final, en un golpe contra una de esas grandes rocas que apagaban la luz de sus vidas. El salto ya no era lo de hace unos años, hoy solo es un poso de agua que de vez en cuando se alimenta del agua que llueve o de la llave que abren los empresarios para desacerse el agua contaminada o que ya no les sirve.
Ahora solo podemos observar a unas piedras que brontan agua como si estuviesen llorando por la falta de agua acompañadas de unas lapidas que llevan por leyenda “Todos los problemas tiene solución” ¿Sera que el salto tiene solución?

Anuncios

Del paso fino, al hoyo en uno

Por:

Andrés Felipe Guávita

Álvaro Uribe Vélez y Juan Manuel Santos Calderón mandatarios de nuestro país (Saliente y entrante), han marcado la historia de nuestro país por sus diversas controversias y criticas en el ámbito político y de los que se espera un cambio en los próximos cuatro años con el nuevo gobierno. Pero en realidad los cambios no se verán solo en lo político si no también en lo personal como en los gustos que tiene cada uno de ellos.    

 

Durante los ocho años del gobierno de Álvaro Uribe que se caracterizó por su lucha contra la guerrilla y el narcotráfico con su política de seguridad democrática, además de sus logros y repetidas confrontaciones con el presidente de Venezuela Hugo Chávez.

En el transcurso de sus dos periodos presidenciales, Uribe enseño a aquel hombre antioqueño de la región cafetera catalogado como una persona romántica, sencilla y tímida. Al que le que le gusta arrear ganado, montar en caballos de paso fino y practicar yoga entre otras actividades que realiza en sus tiempos libres.

Al ex presidente le gusta cortarse el cabello cada quince días y  dice que conseguía votos en las peluquerías, a tal punto que un peluquero en Betulia, Antioquia, se convirtió en su jefe de debates en el pueblo.

Por otra parte esta el Uribe al que le gusta escuchar música colombiana como la Mariposa del Rió del Badillo, de Rafael Escalona y la de cuerda de Héctor Ochoa. Además de que nos menciona a sus escritores favoritos entre los que se encuentra Gabriel García Márquez, Gonzalo Arango y William Espina.

Entre los personajes que admira se encuentran su padre, Alberto Uribe Sierra, asesinado cuando las FARC lo iban a secuestrar y del cual aprendió que el trabajo forma verdaderos hombres, de su madre Laura Vélez, fallecida, recuerda la frase: “La constancia vence lo que la dicha no alcanza” y por ultimo admira al general Rafael Uribe Uribe.

Para Álvaro Uribe su palabra favorita es constancia, y la que mejor lo describe, tozudez.

Por otro lado nos encontramos con el hombre que guiara a nuestro país en los próximos cuatro años Juan Manuel Santos Calderón considerado por su esposa como un hombre de familia, al que lo caracteriza la disciplina, su claridad en la cosas además de que es una persona muy organizada.

Santos dice que aprendió de un escritor que la educación que se les da a los hijos es como el pájaro a sus polluelos y es enseñarles a volar solos. Los principios y los valores son importantísimos, como las brújulas y los mapas a los que acude uno cuando esta perdido y si uno tiene principios y valores, tomar decisiones es más fácil y encontrar el destino es más fácil

  

A Juan Manuel le gusta  tratar temas de actualidad y comentar la experiencia que vivió cuando trabajo en el periódico El Tiempo, además de que disfruta mucho de la lectura, en especial de las novelas, igualmente Santos es un aficionado al golf, pero sus destrezas las demuestra en el juego de cartas (Poker), en el que, según su hermano Enrique, “pela a quien se atreve a desafiarlo”.

Según su esposa el no tiene problemas con la comida porque “él puede pasar de un lujoso restaurante a comer una bandeja paisa o un chicharrón”, dice que su almuerzo favorito es el que le envían desde la casa en una lonchera térmica y que casi siempre, como postre y  remata con una chocolatina Jet.

En cuestión de atuendos Santos prefiere los colores azules y grises para poder combinarlos con su gran colección de corbatas que cuida mucho. En cuanto a sus gustos musicales no pone mucho problema, ya que escucha de todos los géneros y que el vallenato lo aprendió a bailar con una muchacha del servicio.

Santos se destaca por su habilidad para conformar equipos de trabajo, debido a que le gusta rodearse de personas muy competentes para obtener buenos resultados, le gusta controlar todo para estar conforme con lo hecho, al igual que le gusta trabajar en las noches ya que según el se concentra mas en lo que hace y lo definen como un trabajador compulsivo.

Se destaca porque es una persona que se preocupa muchos por sus empleados y porque le gusta ponerse retos difíciles y  aplica los principios del buen gobierno: eficacia, eficiencia, transparencia y responsabilidad.